Astrología Infantil

astrología infantil

La astrología psicológica es una herramienta en la búsqueda del auto-conocimiento porque cada nacimiento tiene un significado y un propósito.
El niño al nacer trae un informe de vida o carta natal que es un gráfico donde se pueden observar combinaciones específicas de planetas en los signos y en las casas con aspectos particulares que muestran la personalidad única e irrepetible de ese niño en particular.

El análisis de la carta astral de un niño o niña puede ayudar a los padres o mentores a saber encauzar su energía hacia canales constructivos y favorables.
Al estudiar la posición de los planetas en el momento del nacimiento del bebé, se obtienen orientaciones sobre su temperamento, patrones de comportamiento y carácter.

Los puntos más importantes, en el estudio de la astrología infantil, son:
El signo solar que expresa la esencia del niño y ayuda a los padres a comprender la conducta de su hijo, principalmente en la etapa inicial de la vida.
El ascendente, que permite conocer como filtra sus experiencias y
El signo lunar que ofrece detalles sobre las necesidades emocionales y los factores que inciden en su equilibrio interior.

La carta natal infantil es un maravilloso aporte para comprender la vitalidad del niño (Sol, ascendente, casa I), la forma como el niño aprende, la educación temprana y la relación con los hermanos (casa III) y la práctica de actividades extracurriculares como deportes, artes y diversión (casa V y IX), que estimularán la formación integral del niño.
También sirve para favorecer el apego seguro y la autoestima ( Luna y casa II),  la salud general y el ambiente de estudio más  favorable e idóneo para planificar (casa VI).

El estudio astrológico de tu hijo o hija aporta datos no sólo del presente y de las tendencias iniciales, sino que además ayuda a comprender el camino que tendrá que recorrer, indicando los aspectos conflictivos y en qué forma se pueden potenciar sus habilidades.

Se puede identificar cómo vive la relación con su madre (Luna), cómo aprende y se comunica (Mercurio), como se perfila su autoestima y valores (Venus), cómo se defiende y afirma (Marte) y cómo socializa y se proyecta (Júpiter- Saturno).

Permite conocer a fondo al hijo(a) a través de información valiosa sobre su personalidad, temperamento, bloqueos, talentos y capacidades.
Ayuda a comprender al niño(a), respetando su manera de ser.

En la carta natal se pueden descubrir los retos que tienen los padres con su hijo(a). ¿Qué clase de maestros somos en su crianza?, ¿Cómo vivirá nuestra presencia?.
Qué patrones heredados le afectarán y en qué forma será único y diferente al clan familiar.En la comparación de las cartas Madre-hijo(a) y Padre-hijo(a), se puede comprender la relevancia de los lazos de vida que los unen a ese hijo en particular, teniendo la oportunidad de vivir ese vínculo en una forma más consciente.

Los ciclos que se toman en cuenta son:

  1. El ciclo de 0 a 7 años que nos muestra la herencia. Se forma la personalidad a través del crecimiento, la escolaridad, las responsabilidades y las enfermedades propias de la niñez. Terminan los cambios en la dentadura. La falta de nutrición, cariño, reglas y tolerancia, pueden afectar el crecimiento sano, la capacidad de adaptación y la capacidad de amar.
  2. De 7 a 14 que es la vía hacia  la pubertad. A los 12 años, se alejan las restricciones y se entra a una etapa más expansiva y libre.
    Hacia los 15 años, en la pubertad aparece un período conflictivo, restrictivo, donde se presenta la necesidad de libertad y se confrontan problemas familiares y sociales, cuya resolución determinará el camino a escoger en la vida.

Concluyendo, la astrología psicológica aplicada a una carta natal infantil puede ayudar a los padres o mentores a comprender y apoyar al niño en el camino hacia su autorrealización.

 

Fuente: María Elena Trujillo H.

Comparte si te ha gustado
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sobre el autor del artículo María Elena Trujillo

Soy una persona con experiencia de vida y entiendo que hay diferentes formas de ser y de estar en el mundo. Te ayudo a aceptarte a ti mismo(a) y a sentir amor y agradecimiento por la vida.

Participa y deja tu comentario: