Los cuatro elementos

Aire, Fuego, Tierra y Agua

Nuestro Universo está compuesto por los elementos fuego, aire, agua y tierra. A nivel personal, los elementos representan ciertos rasgos básicos y otorgan un temperamento especial. Esto varía de acuerdo al énfasis de los elementos en el horóscopo. Cualquier emplazamiento de planetas o puntos personales en un signo constituye un énfasis.

Los cuatro elementos pueden considerarse como cuatro principios básicos de la vida. Estos pueden aplicarse a todo tipo de cosas a través de los principios de similitud y analogía. También hablan sobre el temperamento y sobre las orientaciones de nuestra psique.

C.G. Jung abrió la puerta a una moderna comprensión de estas categorías desarrollando un sistema en el cual los elementos corresponden a cuatro funciones básicas de la psique. La combinación, el énfasis o la falta de algunos elementos en el horóscopo individual revela aspectos fundamentales de la personalidad.

Estas funciones se corresponden con los elementos por los cuales nos aproximamos a la experiencia.

  • La sensación comprueba que algo existe y se vincula con el elemento tierra.
  • El pensamiento permite conocer el significado y se asocia con el elemento aire.
  • El sentimiento nos dice cuál es su valor, si es agradable o no, y se vincula con el elemento agua.
  • La intuición nos dice de dónde viene y hacia dónde va lo que existe en el ahora y está relacionada con el elemento fuego.

Elemento Tierra

En el parque

La Tierra es una energía pasiva o negativa. Corresponde a la fuerza instintiva que nos conecta con la materia y/o con nuestro cuerpo.

Los signos regidos por este elemento son: Tauro, Virgo y Capricornio. Es el Tipo Realista.

El elemento Tierra es de naturaleza seca y fría, lo cual favorece el temperamento nervioso o melancólico. Las personas que tienen un predominio de tierra en su carta natal son personas prudentes, cautelosas, realistas, y sensatas. Se ocupan de los asuntos prácticos y de las necesidades materiales.

Los signos de tierra indican valores concretos y prácticos. Son confiables y pacientes. Su dedicación es constante y perseverante. Tienen facilidad para centrarse y concentrarse, les cuesta movilizarse y no les gusta cambiar. Están en contacto con lo conservador, lo práctico, el mundo material y sensual. Canalizan sus energías en trabajos específicos en el tiempo presente. Son pacientes y perseverantes.

Entre sus rasgos negativos son rígidos y sólo creen en aquello que ven. Son suspicaces, desconfiados y escépticos.

Elemento Aire

PENSAMIENTO

El aire es una energía activa o positiva. Corresponde a la fuerza mental que origina el pensamiento. Los signos regidos por este elemento son Géminis, Libra y Acuario. Es el tipo Intelectual.

El elemento aire proporciona una naturaleza cálida y húmeda, favorece el temperamento sanguíneo. Son personas optimistas, de gran vitalidad, abiertas a los demás y al mundo, extrovertidas, expansivas, comunicativas y positivas. La cabeza domina sobre el corazón. Suelen gustarles el refinamiento y el arte en cualquiera de sus facetas. Cooperan fácilmente con los demás.

Su vida gira en torno a la comunicación, no tienen paciencia ni tranquilidad. Son ligeros, se mueven con facilidad de un lado a otro. Su objetivo es elegir un camino y comprometerse con él para conectar con sus recursos intelectuales trascendiendo los mapas de la realidad que ya no funcionan.

Generalmente son originales, creativos y tienen facilidad de palabra. Entre sus defectos pueden ser superficiales o desentenderse del lado malo de la vida ya que tienden a intelectualizar sus sentimientos y expectativas.

Elemento Agua

AGUA

El agua es una energía pasiva o receptiva. Se corresponde con la fuerza intuitiva que nos conecta con el alma.  Los signos regidos por este elemento son Cáncer, Escorpio y Piscis. Es el tipo sentimental.

El elemento agua es naturaleza húmeda y fría, lo cual favorece el temperamento linfático o flemático. Exalta la sensibilidad, la imaginación, el mundo de los sentimientos, el reino del corazón. Las personas con predominio de agua son instintivas, inspiradas, muy aptas para todas las ocupaciones de tipo artístico. Suelen tener desarrolladas las facultades psíquicas.

Son personas emotivas, empáticas y profundas que encuentran su principal motivación en las emociones.

Su naturaleza es receptiva, impresionable y un poco inestable. Valoran el pasado y los recuerdos. Son soñadores, místicos y contemplativos.

Buscan proteger y auto protegerse. Sus vidas son ricas, profundas, imaginativas y emocionales.

Entre sus defectos está la inseguridad, la dependencia y la tendencia a replegarse en el pasado o en el mundo de los sueños y las fantasías.

Elemento Fuego

Llamas

El Fuego es una energía activa o positiva. Corresponde a la fuerza motivadora del espíritu.  los signos regidos por este elemento son Aries, leo y Sagitario. Es el Tipo Intuitivo.

El elemento fuego es de naturaleza caliente y seca, lo cual favorece el temperamento bilioso o colérico. Son personas de acción, dinámicas, realizadoras, creativas, entusiastas y optimistas. Suelen ser vigorosas, emotivas y pasionales, lo que las convierte en buenas pioneras, amantes de la aventura y el ejercicio físico. Están interesados en el significado de las cosas, tienen una imaginación vivaz y se orientan hacia el futuro.

La persona con un fuerte énfasis de fuego es espontánea e impulsiva, aplica su energía con seguridad y poder. Son seres temperamentales y aventureros. Perdonan rápido y olvidan rápido. Su mayor defecto es el egocentrismo.

 

Fuente: el cosmos interior

 

 

 

Sobre el autor del artículo María Elena Trujillo

Soy psicóloga, astróloga y coach. En el proceso e integrado varios enfoques lo cual me permite comprender ciertas experiencias de vida no frecuentes ni comunes para todos. Entiendo que hay diversas formas de ser y de estar en el mundo. Mi propósito es apoyarte y acompañarte en el proceso del descubrimiento de tí mismo, de aceptarte tal cual eres y mostrar cómo usar tus habilidades, capacidades y dones en tu propio beneficio. La meta es que logres conocerte más a tí mismo para desarrollar mayor coherencia, armonía, prosperidad, amor y agradecimiento por la vida.

Participa y deja tu comentario: