Cómo hacer tu plan de vida

SMART

El primer paso para establecer un nuevo plan en este mundo cambiante es saber lo que quieres hacer, esto te dará claridad y foco a nivel consciente y subconsciente.
Para tenerlo bien claro debes responder en forma escrita a estas preguntas

¿Por qué quieres hacerlo?
¿Cómo lo planeas conseguirlo?
¿Cuándo?
¿Dónde?

Definir tus objetivos hace que dirijas tus acciones y esfuerzos hacia lo que quieres conseguir. Definir un mapa claro para tu inconsciente, hará que tu mente empiece a trabajar en lograr eso que deseas. De lo contrario será muy fácil procrastinar o abandonar.

La metodología SMART es muy útil para establecer metas personales y su definición es el acrónimo de las palabras en inglés:
Specific, Measurable, Achievable, Realistic y Timely.

Método SMART

Specific (Específicas)
Las metas deben ser escritas de manera simple y clara.
Específicas implica establecer el qué, el cómo, cuándo y dónde. Debe estar claro y específico para tu inconsciente.

Measurable (Medibles)
Es necesario que nuestra meta o ese objetivo sean medible. Es muy importante medir el crecimiento, el avance y los resultados de tu objetivo. Si no logras medir el avance podrías desmotivarte fácilmente.

Achievable (Alcanzables)
Las metas deben ser algo que puedas cumplir, para ello asegúrate que sea lo suficientemente retadora, pero bien definida para que puedas lograrla. Responde la pregunta: ¿es alcanzable para ti? Esta dentro de tus posibilidades actuales.

Realistic (Relevantes o Realista)
Asegúrate de que sea realista y orientada a un resultado. Analizar si cuentas con los recursos para lograrlo. Por ejemplo: tiempo, dinero, energía.

Timely (Calendarizadas)
Es necesario establecer un periodo límite para conseguir cada objetivo.

Acciones recomendadas:
Leer un poco todos los días.
Tratar mi tiempo con respeto.
No hacer lo que no es para mí.
Visualizarte seguro, capaz y confiado.
Celebrar los pequeños logros a diario.
Dar sin perderte. Dar desde la abundancia.
Estar disponible para mi primero, luego el resto.
Eliminar distractores: personas, redes, situaciones.
Hacer las tareas en horas fijas y de a poco pero constante, priorizar.
Explorar, salir a probar cosas nuevas, narrativas, sabores, sensaciones.
Practicar el “no gracias” para limitar lo que entra en mi esfera personal.
Alejarte de relaciones que te anulen, castren y controlen sin RECHAZAR.
Activar mis destrezas, habilidades, talentos, valores, cosas que me hacen especial.

Espero que este artículo te ayude a centrarte para comenzar una nueva etapa de la vida en forma mas consciente y enfocada.

Saludos,

María Elena Trujillo H. 

 

¡Comparte si te ha gustado!

Sobre el autor del artículo María Elena Trujillo

Soy psicóloga, astróloga y coach. En el proceso e integrado varios enfoques lo cual me permite comprender ciertas experiencias de vida no frecuentes ni comunes para todos. Entiendo que hay diversas formas de ser y de estar en el mundo. Mi propósito es apoyarte y acompañarte en el proceso del descubrimiento de tí mismo, de aceptarte tal cual eres y mostrar cómo usar tus habilidades, capacidades y dones en tu propio beneficio. La meta es que logres conocerte más a tí mismo para desarrollar mayor coherencia, armonía, prosperidad, amor y agradecimiento por la vida.

Participa y deja tu comentario: