Equinoccio de Otoño, la tercera puerta del año

equinoccio

Las cuatro puertas del año se activan cuando el Sol ingresa en los 4 signos cardinales.

• Primera puerta: Equinoccio de Primavera: Ocurre cuando el Sol ingresa en el signo de Aries.
• Segunda puerta: Solsticio de Verano: Sucede cuando el Sol ingresa en el signo de Cáncer.
• Tercera puerta: Equinoccio de Otoño: Ocurre cuando el Sol ingresa en el signo de Libra.
• Cuarta puerta del año: Solsticio de Invierno: Sucede cuando el Sol ingresa el signo de Capricornio.

El término equinoccio proviene del latín “aequinoctium”, que significa “noche igual” y se debe a que el Sol cruza el ecuador celeste de la Tierra y sus rayos inciden de la misma manera en el hemisferio norte que en el sur por lo que el día tiene la misma duración que la noche en todos los lugares del planeta.

Los equinoccios ocurren dos veces al año y marcan el inicio del otoño y de la primavera ya que están directamente relacionados con el movimiento de translación, cuando el Sol se coloca sobre el cenit, encima del ecuador y se cruza con la eclíptica de la Tierra.

En la antigüedad se creía que la llegada de esta estación marcaba un periodo de equilibrio para el mundo.

El equinoccio de otoño para el hemisferio norte y de primavera para el hemisferio sur, sucederá el día 23 de septiembre y finalizará el 21 de diciembre con la llegada del solsticio de invierno para el hemisferio norte y de verano para el hemisferio sur.

Estamos atravesando la 3 puerta del año, con una gran necesidad de evaluar a fondo las opciones disponibles a través de la planificación coherente, la paciencia y la búsqueda del balance.

El equinoccio de otoño para el hemisferio norte y de primavera para el hemisferio sur se dará con aspectos armónicos entre Venus en Leo y Quirón en Aries, lo cual nos llama a balancear nuestra energía vital, a través de la comprensión de nuestro proceso de individuación.
La oposición de Marte en Libra a Quirón en Aries, nos reta a motivarnos para hacer alianzas estratégicas en cuanto a relaciones, negocios, belleza, competencias y activación de nuestros recursos.
Venus y Marte estarán en sextil favoreciendo integrar los aspectos activos con los receptivos, es un aspecto que también refleja el balance de luz y oscuridad en nuestros vínculos y en la forma de habitarnos.
El trígono de Mercurio en Virgo con Júpiter en Tauro es un aspecto muy favorable para la concreción material de ideas, proyectos, publicaciones, escritos, estudios, talleres, viajes cortos exploratorios y de placer.
La cuadratura de Venus en Leo a Urano en Tauro nos reta a ser mas innovadores con respecto a nuestras relaciones y valores, a tolerar la incertidumbre en nuestro diario vivir pero también nos avisa de la importancia de ser prudentes a la hora de tomar decisiones en forma repentina en el ámbito financiero y relacional cuando no se tiene bien claro el panorama.
Para los que estamos en el hemisferio norte, las noches comenzarán a ser más largas que los días, el proceso va hacia adentro para lograr el balance a través de la quietud.
Lo contrario ocurrirá en el hemisferio sur con el equinoccio de primavera. La búsqueda del balance será a través de la activación, ya que la luz del Sol irá creciendo cada día más hasta la próxima estación.
En las culturas antiguas, el equinoccio de otoño marcaba el tiempo de la cosecha, la caída de las hojas, la migración de las aves, la vendimia y el comienzo de la temporada más fría del año.
Por el contrario, en el hemisferio sur ocurre el equinoccio de primavera y el ambiente se llena de luminosidad, color y fertilidad.

Saludos,

María Elena Trujillo

 

Sobre el autor del artículo María Elena Trujillo

Soy psicóloga, astróloga y coach. En el proceso e integrado varios enfoques lo cual me permite comprender ciertas experiencias de vida no frecuentes ni comunes para todos. Entiendo que hay diversas formas de ser y de estar en el mundo. Mi propósito es apoyarte y acompañarte en el proceso del descubrimiento de tí mismo, de aceptarte tal cual eres y mostrar cómo usar tus habilidades, capacidades y dones en tu propio beneficio. La meta es que logres conocerte más a tí mismo para desarrollar mayor coherencia, armonía, prosperidad, amor y agradecimiento por la vida.

Participa y deja tu comentario: