Las casas astrológicas

el cosmos interior

Son los sectores de la carta natal en los que se hallan incluidas todas las áreas de la experiencia humana.

Estas áreas indican campos específicos de la experiencia donde operan las energías de los planetas y signos.

Las doce casas son campos de experiencias. Cada ámbito astrológico representa un área de vida en particular y la casa en que se encuentra un planeta en la carta natal indica el ámbito donde este manifiesta su energía.

CASA I – Ascendente (ASC). El ser, la vitalidad y la conducta

Regente natural del signo de Aries.

Casa angular y de fuego.

Palabra clave:  El yo y la proyección personal.

Rige la personalidad y la apariencia física.

CASA II – Los valores y las posesiones

Regente natural del signo de Tauro.

Casa sucedente y de tierra.

Palabra clave:  Recursos propios, Autoestima

Rige los bienes materiales, los talentos y el dinero ganado

CASA III – La comunicación y el aprendizaje

Regente natural del signo de Géminis.

Casa cadente y de aire.

Palabra clave:  Desarrollo mental, cotidianidad.

Rige el pensamiento, la comunicación, las relaciones cercanas y los viajes cortos.

CASA IV – Fondo de cielo (FC). El origen y las raíces

Regente natural del signo de Cáncer.

Casa angular y de agua.

Palabra clave:  El entorno emocional.

Rige el hogar, las tradiciones familiares, la relación con los padres, los inicios y los finales.

CASA V – Placer y creatividad

Regente natural del signo de Leo.

Casa sucedente y de fuego.

Palabra clave: La experiencia.

Rige la creatividad, los hijos, la diversión, la especulación y los riesgos

CASA VI – El servicio, la planificación y la salud

Regente natural del signo de Virgo.

Casa cadente y de tierra.

Palabra clave:  Integración práctica.

Rige la salud, el trabajo, los empleados y los animales domésticos.

CASA VII – Descendente (DSC) – Las relaciones

Regente natural del signo de Libra.

Casa angular y de aire.

Palabra clave: Los demás y la pareja.

Rige las asociaciones, el matrimonio, la competencia y los enemigos declarados.

CASA VIII – Las pérdidas, la sexualidad y los bienes compartidos

Regente natural del signo de Escorpio.

Casa sucedente y de agua.

Palabra clave: Los bienes de otros, los recursos ocultos.

Rige los procesos de transformación, la muerte y el renacimiento, la sexualidad, el dinero de otras personas y el poder.

CASA IX – La filosofía, los maestros y el extranjero

Regente natural del signo de Sagitario.

Casa cadente y de fuego.

Palabra clave: El sentido de la vida.

Rige la educación superior, la religión, la filosofía, la expansión y los viajes largos.

CASA X – Medio cielo (MC). La ocupación y la vocación

Regente natural del signo de Capricornio

Casa angular y de tierra

Palabra clave:  La posición y el éxito.

Rige el éxito social, la credibilidad profesional y los honores

CASA XI – Amigos y grupos

Regente natural del signo de Acuario.

Casa sucedente y de aire.

Palabra clave: El compromiso social.

Rige la solidaridad, los grupos, las esperanzas políticas y los ideales.

CASA XII – Más allá de lo personal, la sabiduría interior

Regente natural del signo de Piscis.

Casa cadente y de agua.

Palabra clave: La disolución y los finales.

Rige la privacidad, los sueños, el subconsciente, los secretos y los enemigos ocultos.

 

Si quieres saber mas sobre el significado de las casa astrológicas, te invito a adquirir mi libro, “El cosmos interior”, en Amazon, donde encontraras en formato físico y digital.

Saludos,

Maria Elena 

Comparte si te ha gustado
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter

Sobre el autor del artículo María Elena Trujillo

Soy psicóloga, astróloga y coach. En el proceso e integrado varios enfoques lo cual me permite comprender ciertas experiencias de vida no frecuentes ni comunes para todos. Entiendo que hay diversas formas de ser y de estar en el mundo. Mi propósito es apoyarte y acompañarte en el proceso del descubrimiento de tí mismo, de aceptarte tal cual eres y mostrar cómo usar tus habilidades, capacidades y dones en tu propio beneficio. La meta es que logres conocerte más a tí mismo para desarrollar mayor coherencia, armonía, prosperidad, amor y agradecimiento por la vida.

Participa y deja tu comentario: