Los ciclos planetarios

Astrología psicológica. Ciclos

Los ciclos planetarios representan el tiempo que tardan los planetas en transitar los doce signos, para regresar a su posición natal.

El Sol tarda un año en retornar a los mismos grados, lo cual se conoce como revolución solar.

La Luna tarda un mes en dar la vuelta zodiacal natal lo cual se conoce como revolución lunar.

Mercurio y Venus tardan un año. Marte tarda 2 años y medio. Júpiter tarda 12 años. Saturno 30 años. Urano 84 años. Neptuno 164 años y Plutón 238.

Los ciclos de Marte: Son ciclos cortos de impulso de energía de trabajo y voluntad, también se refiere a acontecimientos sorpresivos en los que pueden ocurrir accidentes, enfermedades y luchas o litigios. Hay que considerar la posición natal y las casas que rige en el natal. Tardan 2 años y medio en dar la vuelta zodiacal y volver a su posición natal.

Los ciclos de Júpiter: Tardan 12 años y son de naturaleza benéfica. Se asocian con períodos de buena suerte, aperturas, fin de situaciones criticas y comienzo de etapas fructíferas. Son periodos de liberación de expansión, bueno para las finanzas, empezar negocios y todos aquellos proyectos importantes en nuestras vidas. Favorece los viajes al extranjero o lejanos, las leyes, y la religión.

Los ciclos de Saturno: Tardan 29 a 30 años. Son períodos donde se desarrolla la madurez a través de asumir compromisos y responsabilidades, superando limitaciones, retrasos, restricciones y frustraciones

Edades importantes de influencia planetaria sobre nuestra vida:

A los 7 años de edad ocurre la primera cuadratura de Saturno hacia el Saturno natal. Durante los primeros 7 años se forma la personalidad del niño, y con este tránsito, Saturno actúa promoviendo el desarrollo de la responsabilidad y la madurez a través de las típicas frustraciones y bloqueos del proceso de desarrollo. El niño padece de enfermedades propias de la niñez y ocurren los primeros cambios en la dentadura regida por Saturno.

A los 12 años ocurre el primer retorno de Júpiter y se entra en una etapa mas expansiva. La persona busca más libertad y liberarse de la dominación de sus padres y/o maestros. Se forman sus creencias de índole religiosa y comienza a pensar en su vocación, es un periodo fértil de realizaciones.

A los 14 años ocurre la primera oposición de Saturno a Saturno natal y el sextil de Urano a su lugar natal: Es un periodo conflictivo restrictivo gobernado por Saturno. La persona se enfrenta con problemas familiares y sociales que le bloquean el camino y si no hay la suficiente reflexión se puede tomar caminos equivocados ya que el sextil de Urano incita a la búsqueda de libertad. Si vence las restricciones y los problemas, se adquiere más responsabilidad y madurez.

A los 21 años ocurre la madurez con la cuadratura de Saturno y de Urano a su lugar natal. Entran en juego la energía de dos planetas: Saturno que proporciona compromiso, responsabilidad y madurez; y Urano que se asocia con lo sorpresivo y con la libertad. Es cuando se busca tener mas responsabilidad (Saturno)para formar un hogar o una empresa o, por el contrario, romper con todo lo que oprime y abrirse a la búsqueda de nuevos horizontes.

A los 24 Años ocurre el segundo retorno de Júpiter: En este periodo se concreta una carrera y se adquieren éxitos. La vida comienza a dar sus frutos, se busca una estabilidad material, a independizarse económicamente y crear negocios propios.

A los 28 años: Urano hace un trígono a su lugar natal: Es un periodo importante en que el nativo se enfrenta a cambios innovadores. Algunos emigran, otros comienzan nuevas empresas, una nueva vida o etapa. Es un periodo de independencia, de novedades y de nuevos retos que enfrentar.

A los 29 – 30 años ocurre el primer retorno de Saturno a su lugar natal: Es un periodo muy importante que deja grandes huellas en la persona. Se adquieren nuevas responsabilidades y retos en la vida. Pueden surgir dificultades difíciles de asumir.

A los 33 años ocurre un ciclo en el que el Sol retorna a la misma posición natal, a la misma hora y día del nacimiento. El gráfico de esa revolución solar será exacto a la carta natal. Es un periodo de grandes transformaciones, cambios y cortes para eliminar lo que no nos ayuda en nuestro proceso evolutivo. Esta fue la edad a la que murió Cristo, se viven eventos de mucha trascendencia.

A los 36 años se da el tercer retorno de Júpiter: Es un periodo fructífero, donde algunas personas alcanzan el éxito o la fama. Los deseos se concretan, siendo un buen periodo para iniciar negocios o empresas. También se podrían realizar viajes de búsqueda espiritual, religiosa o profesional.

A los 42 años ocurre la edad de la gran crisis porque ocurre la oposición de Urano a su posición natal y la cuadratura de Neptuno a su lugar natal. Es un periodo de grandes crisis, ya que se presentan cambios drásticos, pérdidas sorpresivas, cambios en el estilo de vida, enfermedades, accidentes y algunas veces hasta la muerte. Se experimentan muchos problemas y la vida se ve influenciada por eventos que causan dificultades.

A los 44 años se da la oposición de Saturno a su lugar natal, por lo que es un periodo difícil, de pruebas, retrasos y dificultades.

A los 48 años ocurre el cuarto retorno de Júpiter a su lugar natal. Es un periodo fructífero, donde se empieza a cosechar lo que se ha sembrado en los negocios, en las relaciones y en la vida. Se busca un sentido de trascendencia espiritual.

A los 59-60 años ocurre el segundo retorno de Saturno a su lugar natal y el quinto retorno de Júpiter. Es un periodo importante, porque se decantan eventos transformadores social y familiarmente. Podemos tener nietos, enviudar, cambiar el estilo de vida por riqueza o pobreza o quizás también por alguna enfermedad. Es la antesala de la vejez.

A los 72 años ocurre el sexto retorno de Júpiter. Es un periodo importante de búsqueda espiritual, de reconocimiento social, de mejoría de enfermedades y de herencias.

A los 75 años se da la tercera oposición de Saturno a su lugar natal. Es un periodo de pruebas a nivel físico. Hay que reforzar el cuidado del cuerpo y de la mente, para evitar problemas de movilidad y huesos.

A los 84 años Urano retorna a su lugar natal. Es un ciclo de liberación a través de una nueva perspectiva de lo que simboliza el sufrimiento y lo que desconocemos. Sabemos que estamos, quizás en nuestra última década de la vida y nos volvemos más comprensivos y sabios.

Y ahora que sabes un poco mas sobre los ciclos planetarios, ¿te has dado cuenta de su correspondencia con los cambios que has tenido en tu vida?.

Si quieres saber mas sobre los ciclos planetarios, puedes encontrar información mas detallada en mi libro “El cosmos interior”, disponible en Amazon, al cual puedes acceder para su compra, desde esta página.

Saludos,

María Elena

 

Sobre el autor del artículo María Elena Trujillo

Soy psicóloga, astróloga y coach. En el proceso e integrado varios enfoques lo cual me permite comprender ciertas experiencias de vida no frecuentes ni comunes para todos. Entiendo que hay diversas formas de ser y de estar en el mundo. Mi propósito es apoyarte y acompañarte en el proceso del descubrimiento de tí mismo, de aceptarte tal cual eres y mostrar cómo usar tus habilidades, capacidades y dones en tu propio beneficio. La meta es que logres conocerte más a tí mismo para desarrollar mayor coherencia, armonía, prosperidad, amor y agradecimiento por la vida.

Participa y deja tu comentario:

1 comment
ADRIANA dice 26/04/2022

¡¡Muy interesante!!!

Responder
Añade Tu Respuesta