Los Eclipses

eclipse de sol

Mitología de los Eclipses

La palabra “eclipse” proviene del latín “eclipsis”, que a su vez viene del griego “écleipsis”, que significa desaparición,  y que también se relaciona con la palabra  abandono, pues para estas dos culturas un eclipse era como si la luz de la Luna o el Sol los estuviera abandonando. Fue en esta etapa de la humanidad en que se consideró que los eclipses eran un mal presagio, especialmente si sucedían de día.

En la mayoría de las culturas antiguas los eclipses eran personificados como demonios, serpientes o dragones que devoraban al Sol o a la Luna, aunque también existen leyendas donde intervienen lobos, perros, ranas y ciertos animales parecidos a los gatos.

Creencias sobre los Eclipses

La creencia general es que traen  destrucción y malos presagios. Sin embargo, actualmente se cree que la energía que circula en la tierra cuando hay un eclipse favorece un estado de profunda introspección, razón por la cual se tiene una sensación de intensa y transformadora energía, un día antes de la noche o día del eclipse.

Los eclipses atraen una energía muy poderosa y cuando se trabaja con ellos en forma positiva, pueden brindar creatividad y transformación. La energía del eclipse puede ayudar en la superación de obstáculos o condiciones que bloquean el desarrollo espiritual.

Es importante considerar que los cambios que se buscan alcanzar a través de una meditación en el momento del eclipse, sucederán en forma lenta y paulatina hasta llegar con el tiempo a un punto total de manifestación, sin embargo lo que ocurra, sea bueno o malo es necesario para nuestra evolución.

De acuerdo con Ptolomeo, los efectos de un eclipse de Sol estarán vigentes tantos años como horas haya durado el oscurecimiento en tanto que los efectos de un eclipse de Luna se sentirán tantos meses como horas haya durado. Otra teoría dice que el efecto de un eclipse tiene vigencia hasta producirse el siguiente eclipse de la misma categoría.

El Sol y la Luna se corresponden con factores conscientes e inconscientes respectivamente; al opacarse u oscurecerse en un eclipse generan, en cada caso, un conflicto que provoca una movilización. La crisis siempre se relaciona con un reordenamiento, una renovación de asuntos en la vida que requieren mayor atención y energía.

En general, el efecto de un eclipse no se nota en el momento de producirse sino a través del tiempo, además en la temporada de eclipses, cuando ocurre el primero (p. ej. de Luna), a las dos semanas ocurre el segundo (p.ej. de Sol).

Los eclipses se producen cuando se dan dos condiciones:

1 El Sol, la Luna y la Tierra están alineados.

2 La Luna está cerca de los nodos lunares (la intersección de su plano orbital con la eclíptica).

La Tierra gira alrededor del Sol en el movimiento de traslación y  describe una órbita. La eclíptica es el plano que define la órbita de la Tierra.

 

 

Si observamos el plano de la eclíptica de lado, junto a la Luna y su órbita, notamos que la Luna corta el plano de la eclíptica en dos puntos, denominados nodo norte   y nodo sur.

Por esta razón, para que la segunda condición de un eclipse se cumpla, es necesario que la Luna se encuentre cerca del nodo norte o del nodo sur.

¿Qué efectos producen los eclipses?

Los Eclipses pueden coincidir eventos en nuestra vida: el nacimiento de un bebé,  matrimonio,  promoción o avances en la carrera, venta o compra de una casa, mudanzas, adquirir una mascota (o la pérdida de alguna), someterse a una cirugía o algún proceso importante de salud, divorcios, publicar un libro, encuentros importantes, cambios en el trabajo, etc. No importa lo que ocurra, será evidente que el universo te impulsa a realizar cambios evolutivos.

Los eclipses iluminan la parte de la vida que es tocada por él y esto se puede apreciar viendo en qué casa cae en una carta natal. La mayoría del tiempo actúan como iluminadores, revelando nuevas realidades y procesos de los que no éramos conscientes.

Actúan como catalizadores para generar y facilitar cambios, a la vez que ayudan en la comprensión de la verdadera naturaleza de una situación o de una persona cercana.

Es como una pieza de un rompecabezas que cae del cielo en tus manos, que cambiará la perspectiva para entender en forma más realista y completa lo que estás viviendo, sus causas y consecuencias.

Tipos de eclipses:

Eclipse solar

Un eclipse solar sucede cuando hay Luna nueva, es decir en Novilunio y necesita de dos condiciones para presentarse:

1 El Sol, la Luna y la Tierra están alineados.

2 La órbita de la Luna entre la Tierra y el Sol, está muy cerca de alguno de los nodos lunares.

La Luna se interpone entre la Tierra y el Sol proyectando su sombra sobre la Tierra.

Aunque el tamaño de la Luna es inferior al de la Tierra, este evento produce una sombra lo suficientemente grande como para tapar al Sol, pero al mismo tiempo lo suficientemente pequeña como para permitir la visibilidad del anillo del eclipse.

En el ciclo de lunación, un eclipse solar sucede cuando existe una conjunción entre la Luna y el Sol, por lo que se encuentran en el mismo signo del zodíaco.

Para la astrología, el Sol es el dador de vida y energía. Su oscurecimiento en el cielo (aunque sea por una pequeña porción de tiempo como sucede en un eclipse), produce cierta desvitalización, por lo cual , podemos sentirnos más cansados, estresados, y fatigados que de costumbre.

Eclipse lunar

Un eclipse lunar sucede cuando hay Luna Llena, es decir en Plenilunio y necesita de dos condiciones para presentarse:

1 El Sol, la Luna y la Tierra están alineados.

2 La Luna permanece a la sombra de la Tierra respecto al Sol, muy cerca de alguno de los nodos lunares.

La Tierra se interpone entre la Luna y el Sol bloqueando los rayos del Sol que normalmente se reflejan sobre la Luna, oscureciéndola.

Hay dos etapas en un eclipse lunar:

  1. La Luna se torna de color rojo, porque pasa por la zona de la Penumbra, donde los rayos solares atraviesan la atmósfera terrestre y producen una difracción de la luz, que solo permite el paso a las ondas de luz de color rojo.
  2. La Luna entra en la Umbra, donde se observa la sombra curvada que la cubre lentamente, hasta hacerla completamente invisible. Se presenta cuando la Luna se encuentra muy cerca de alguno de los nodos lunares.

La Luna Llena ocurre cuando existe una oposición entre la Luna y el Sol, por lo que se encuentran en signos opuestos del zodíaco.

Un eclipse lunar muestra la culminación de un proceso que ha ido creciendo, madurando y que aporta comprensión de la experiencia. Durante los eclipses de Luna, nuestras emociones pueden verse alteradas por lo que es  recomendable estar en un estado reflexivo, de meditación e introspección, aprovechando la oportunidad para percibir nuestros bloqueos para  elaborarlos y reorientar nuestras acciones explorando nuevas posibilidades.

Aunque un eclipse tiene efectos diferentes en cada persona, es importante recordar que:

  • Un eclipse solar impulsa el inicio de proyectos o actividades en las áreas de vida influenciadas por las luminarias de la carta natal, de acuerdo con los aspectos de las mismas.
  • Un eclipse lunar impulsará la comprensión de los procesos vividos en las áreas de la vida influenciadas por las luminarias de la carta natal, a veces provocando cambios radicales y desestabilizando las estructuras como consecuencia de la comprensión alcanzada.

Para conocer el efecto que un eclipse tendrá sobre cada persona, es necesario revisar los aspectos que tienen el Sol y la Luna en la carta natal, así como sus activaciones por tránsitos, revolución solar y progresiones en el momento del eclipse.

eclipse-de-luna

Recomendaciones en temporada de Eclipses:

  1. En temporada de eclipses nos sentimos más emocionales que lo usual, especialmente si es un eclipse de Luna (plenilunio). No es bueno tomar decisiones porque no disponemos de la información completa.
  2. Los eventos que siguen a un eclipse de Sol tienen mayor peso que los eventos que vienen después de las Lunas nuevas normales porque traen mucha más energía y empuje.  Si aspecta algún planeta puede traer cambios de dirección inesperados o eventos que parecen destinados siempre que este aspectando algún planeta o punto de tu carta natal.
  3. Si un eclipse cae en tu cumpleaños, el año que sigue será un año movido, que podría favorecer un  gran cambio en tu estilo de vida. Si cae sobre tu Sol o ascendente, hay que cuidar la salud porque estarás más sensible de enfermarte.
  4. Hay que tomar seriamente cualquier mensaje que se escuches en el momento del eclipse. Si se reciben malas noticias, hay poco chance de que se puedan reversar, pueden verse como decisiones no-negociables.
  5. Aún cuando un eclipse no te afecte, notarás que hay mucha acción a tu alrededor, no solamente en tu propio círculo sino también en el mundo.
  6. Es posible que escuches noticias de eventos drásticos en la vida de personas que  conoces como amigos y familia.  Podrías ser solicitado para ayudar a otros en esos momentos.
  7. Con los eclipses algo termina y algo comienza. Durante este período, puedes sentir que estás caminando por un puente hacia un nuevo lugar sin retorno. La puerta detrás de ti se cierra con llave.  No puedes regresar porque después de un eclipse entenderás cosas que nunca antes estuvieron claras.
  8. Trata de no tomar grandes decisiones y acciones bajo la energía de un eclipse, espera un tiempo y actúa una semana después
  9. Es preferible responder a mensajes de otros que iniciar mensajes propios, es mejor oír que hablar.
  10. Si alguien te hace una propuesta que implique un cambio o una decisión muy importante, considérala cuidadosamente, y  examina los detalles para proceder después de que ocurra el eclipse. Espera una semana antes de comunicar tu decisión.

Los próximos eclipses (a excepción del último eclipse de Sol del 2021), se darán en el eje Tauro- Escorpio. Concretamente habrá un eclipse solar en Tauro en abril de 2022, un eclipse lunar en Escorpio en mayo de 2022, un eclipse solar en Escorpio en octubre de 2022, un eclipse lunar en en Tauro en noviembre de 2022, un eclipse lunar en Escorpio en mayo de 2023 y, finalmente, un eclipse lunar en Tauro en octubre de 2023.

Hasta la próxima entrega, donde te explicaré qué son los nodos lunares y el significado de su entrada en el eje Tauro-Escorpio.

Saludos,

María Elena Trujillo Hildebrand

 

Sobre el autor del artículo María Elena Trujillo

Soy psicóloga, astróloga y coach. En el proceso e integrado varios enfoques lo cual me permite comprender ciertas experiencias de vida no frecuentes ni comunes para todos. Entiendo que hay diversas formas de ser y de estar en el mundo. Mi propósito es apoyarte y acompañarte en el proceso del descubrimiento de tí mismo, de aceptarte tal cual eres y mostrar cómo usar tus habilidades, capacidades y dones en tu propio beneficio. La meta es que logres conocerte más a tí mismo para desarrollar mayor coherencia, armonía, prosperidad, amor y agradecimiento por la vida.

Participa y deja tu comentario: