Venus Retrógrado en el 2023

venus retro

La retrogradación es el momento en el que un planeta, por estar más cerca de la Tierra, tiene mayor relevancia en los asuntos terrestres. Por lo tanto, todo lo asociado a Venus adquiere un protagonismo especial: la mujer, lo femenino, la economía, la diplomacia, los asuntos judiciales y el arte.
En lo más sutil, Venus representa el magnetismo, lo que se atrae y se repele. También representa nuestra capacidad y forma de socializar.
En otro nivel, Venus está asociado a nuestra escala de valores, además de expresar aquello que produce satisfacción y placer.
Como el planeta del amor y los valores, los períodos retrógrados de Venus son momentos en los que revaluamos qué y a quién valoramos.
Pueden reaparecer amantes del pasado, y algunas relaciones pueden terminar. Ocurren eventos que parecen destinados o predestinados. Retomar las relaciones amorosas durante este período puede ser un verdadero desafío. Podríamos preferir temporalmente tener relaciones poco comprometidas y no íntimas ya que podemos cuestionar el factor romance en nuestras relaciones.
Debido a que Venus gobierna la belleza y la estética, Venus retrógrado es un momento menos que ideal para los procesos de embellecimiento (nuevos peinados, mejoras, compra de un nuevo guardarropa, cirugía estética, etc.), renovaciones, redecoración y similares. Debido a que Venus está asociado con eventos sociales, es posible que las fiestas no salgan según lo planeado.
Pueden reaparecer viejos amigos y amantes, complicando quizás las relaciones actuales.
Es difícil de expresar el afecto en forma natural y espontánea. Podríamos encontrar que los demás carecen de sinceridad o autenticidad en sus expresiones sociales y sentirnos inclinados a hacer lo mismo.
No es el mejor momento para entablar una nueva relación, sin embargo, no es extraño comenzar una relación bajo la influencia de Venus retrógrado y la relación sobrevive y prospera.
Los ciclos retrógrados de Venus son buenos para crear presupuestos y planes financieros y para repensar nuestras relaciones personales. Sin embargo, no se recomienda tomar medidas definitivas en las áreas financieras y amorosas hasta que Venus se vuelva directo nuevamente.
Con Venus retrógrado en Leo, nuestra necesidad de atención puede ser extrema.
Sin embargo, podemos estar especialmente en contacto con nuestras necesidades y deseos más profundos, menos obvios y superficiales. Esto hace que sea un buen momento para reevaluar las necesidades de nuestra relación, pero es mejor guardar las desiciones amorosas importantes para después de que el ciclo termine el 3 de septiembre, y mejor aún, más allá de la fase de sombra (después del 7 de octubre).
Es un período que muchos astrólogos consideramos inoportuno para casarse, iniciar una nueva relación o actividades financieras importantes.

Cronograma de la retrogradación de Venus:
El 19 de junio comenzó el proceso energético de la retrogradación ya que Venus entró en período de sombra a los 12º12’ de Leo.
El sábado 22 de julio en horas de la noche, Venus comenzará su período de retrogradación a 28º del signo de Leo, haciendo una cuadratura con Urano en Tauro y un doble quincuncio con Neptuno en Piscis y Plutón en Capricornio. Es el planeta focal de un Yod temporal que constituye una configuración correctora.
El 13 de agosto Venus retrógrado hará una conjunción con el Sol a 20º28’ de Leo, haciendo cuadratura a Urano en Tauro y un trígono a Quirón en Aries, iniciando un nuevo ciclo llamado venus star point, que durará hasta el 23 de marzo del 2025.
El 16 de agosto tendremos Luna Nueva a 23º17’ de Leo en conjunción con Venus a 18º40’ de Leo y en cuadratura a Urano a 23º00’ de Tauro.
El 23 de agosto Mercurio se pone retrógrado a 21º49’ de Virgo.
El 4 de septiembre Venus se pone directo a 12º12’ de Leo.
26 de septiembre termina el proceso energético de la retrogradación de Venus porque sale de la sombra post retrógrada.

Este es un período oportuno para reflexionar sobre los problemas en las relaciones.
En toda relación humana cabe hacerse las siguientes preguntas:
¿Está equilibrado el dar y recibir?
¿Qué cambiaría si fuera posible para que esta relación tenga éxito?
¿Debo priorizar a la otra persona sobre mí?
¿Para mantener esta relación tengo que sacrificar algo de mi mismo?
Si los intereses románticos comienzan en este momento, es mejor esperar un movimiento directo para comprometerse o darle importancia. Disfrutar de la nueva conexión en lugar de tomársela demasiado en serio. A menudo, las perspectivas cambian una vez que Venus avanza.
La retrogradación es una invitación a reconsiderar nuestra relación con todo lo que representa el arquetipo de Venus, generando un gran aprendizaje y la oportunidad para cerrar ciclos que quedaron abiertos en nuestras relaciones, puesto que en ese período regresan a nuestra vida aspectos del pasado que producen una reconsideración en nuestra situación actual.
Este año, Venus realizará aspectos importantes con los tres planetas transpersonales Urano, Neptuno y Plutón, lo que acentúa la necesidad de realizar una transformación en nuestra escala de valores en relación con los procesos colectivos de cambio que vivimos en la actualidad.
La conexión con estos tres planetas puede activar episodios que están fuera de nuestro control, como por ejemplo, cambios en la economía mundial.
La presión de los planetas transpersonales nos invita a reconsiderar e incluso a descubrir una nueva dimensión de la feminidad y de la creación de nuevos valores que generen un balance para la vida.
Recuerden siempre que la función de Venus es crear armonía, felicidad, justicia, equilibrio, plenitud y paz.

Un abrazo,

María Elena Trujillo Hildebrand

Sobre el autor del artículo María Elena Trujillo

Soy psicóloga, astróloga y coach. En el proceso e integrado varios enfoques lo cual me permite comprender ciertas experiencias de vida no frecuentes ni comunes para todos. Entiendo que hay diversas formas de ser y de estar en el mundo. Mi propósito es apoyarte y acompañarte en el proceso del descubrimiento de tí mismo, de aceptarte tal cual eres y mostrar cómo usar tus habilidades, capacidades y dones en tu propio beneficio. La meta es que logres conocerte más a tí mismo para desarrollar mayor coherencia, armonía, prosperidad, amor y agradecimiento por la vida.

Participa y deja tu comentario: