La Autoestima

La autoestima es el resultado total de la opinión y los sentimientos que tienes sobre ti, y de cuánto te agrada esa opinión: lo que opinas sobre tus aptitudes, tu apariencia física, sobre la riqueza de tu vida afectiva o tu éxito personal y profesional.

Tiene que ver con la manera en la que te percibes, piensas sobre ti y te tratas. Con la manera en la que te quieres, te cuidas y te relacionas con los demás y con el mundo.

Está formada por varias partes que interactúan entre sí e influyen unas en otras.

Es importante cuidarla porque:

  • Está referida al sentido del ser y de valía personal.
  • Permite afrontar la vida con mayor confianza, optimismo y lograr el convencimiento de ser merecedor de felicidad.
  • Potencia tu capacidad de sentir, expresar, crear y de abrirte a nuevas experiencias.
  • Ser más amable y compasivo contigo mismo te ayuda a serlo con los demás y a crear relaciones más sanas.

Aspectos relacionados con la Autoestima:

  • Autoreconocimiento: reconocer tus propias necesidades, habilidades, fortalezas, debilidades, qué sientes, por qué haces lo que haces.
  • Autoaceptación: cuánto te aceptas, con tus luces y tus sombras, en lo físico, psíquico y social, y respecto a ti y a los otros. Aceptarte plenamente y sin condiciones.
  • Autovaloración: saber reconocer y valorar lo bueno de uno mismo.
  • Autorespeto: tratarte bien y no permitir que los demás te traten mal, expresar sin hacerte ni hacer daño.
  • Autoconfianza: relacionada con el hacer y con la predicción “soy capaz de”: tomar decisiones y conseguir logros.
  • Autocompromiso: responsabilidad sobre ti, asumir un compromiso con tu bienestar.
  • Autodignidad: sentirte seguro de lo que vales, saber que tienes derecho a vivir y ser feliz.
  • Autoeficacia: confiar en que eres capaz de pensar, en que tienes la capacidad de elegir, de decidir y de saber qué necesitas.

Cuando se sube o baja en alguno de estos aspectos de la autoestima, se afectan todos los demás.

En fin, se puede explicar como: querernos por nuestro ser y confiar en nuestro hacer.

Con una autoestima sana eres capaz de valorarte a ti mismo(a) y a los demás, por lo que no te conviertes en una persona egocéntrica o narcisista.

El amor a los demás y el amor a nosotros mismos no son alternativas opuestas. Todo lo

contrario, una actitud de amor hacia sí mismos se halla en todos aquellos que son capaces de amar a los demás.

Erich Fromm

¿Por qué surge la baja autoestima?

La autoestima comienza en nuestra infancia y se va moldeando o consolidando durante la vida adulta.  Se construye a partir de la posición existencial que tenemos en relación con nosotros mismos y con las demás personas. De alguna manera involucra una comparación: cómo me percibo respecto a los demás en diferentes aspectos de mi personalidad. La inseguridad, falta de confianza y baja autoestima reflejan la sensación de que hay algo malo en nosotros o de sentirnos equivocados como personas.

La baja autoestima comienza a surgir cuando comenzamos a sentir que para ser merecedores de amor tuvimos que renunciar a algo muy propio de nosotros, o que el amor era condicional. Al no ser amados por ser como somos, no valoramos adecuadamente nuestras fortalezas y logros porque al no ser reconocidos ni por nosotros ni por los demás, pensamos que no eran valiosas. De esta manera es que se comienzan a rechazar partes de nosotros que no nos gustan o que percibimos como debilidad. La baja autoestima nos genera emociones de tristeza y tendemos a aislarnos de los demás. Por eso, ser capaz de conectarnos con emociones positivas y con nuestra motivación para hacer las cosas, es vital.

¿Cómo se manifiesta la baja autoestima?

  • En los pensamientos: “soy lo peor”, “no soy capaz”, “tengo la culpa”, “no soy lo suficientemente bueno”.
  • En las emociones y sentimientos: ira, miedo, tristeza, culpa, vergüenza.
  • En la conducta: me aíslo, no cuido lo que como, vivo apurado, no soy consistente, trabajo o descanso mas de la cuenta.
  • En el cuerpo: coraza corporal, síntomas físicos, ansiedad, fatiga, dolor de estómago, dejadez, falta de higiene.
  • En las relaciones interpersonales: no sé decir no, me vuelvo intolerante, rígido o me vuelvo dependiente de la opinión de otros, me aíslo por miedo.
  • En el entorno: dejo de cuidar mi casa o el espacio de trabajo, acumulo cosas sin necesitarlas, tengo todo en desorden.
  • El ciclo de la baja autoestima corresponde a patrones aprendidos de pensamiento – emoción- conducta, que forma parte de tu guion de vida.

Estrategias para aumentar tu autoestima:

  • Autoconocimiento: Conocerte es el primer paso. El objetivo es que tomes conciencia de cómo te limitas y que reconozcas tus recursos internos y fortalezas para poder potenciarlas. Cuando conoces y aceptas tu lado oscuro, tu lado luminoso se hace más brillante.
  • Aceptación: Tiene que ver con la gestión emocional. Saber identificar qué sientes y aceptarlo como una parte de ti, cuidar cómo lo expresas, darles salida a las emociones dolorosas para no acumular lastre emocional. También implica aceptar la realidad y lo que no puedes cambiar.
  • Autocuidado: incorporar pequeños cambios fáciles de realizar en el día a día que te ayuden a transformar el ciclo dañino en uno generador de bienestar.
  • Acción: Practicar contigo, con los demás y con tu entorno: Pasar a la acción cuidando de ti, de cómo te relacionas con los demás y del entorno en el que vives te ayudará a potenciar tu confianza.

Recuerda siempre que pequeños cambios generan grandes cambios.

 

Saludos,

María Elena

 

Sobre el autor del artículo María Elena Trujillo

Soy psicóloga, astróloga y coach. En el proceso e integrado varios enfoques lo cual me permite comprender ciertas experiencias de vida no frecuentes ni comunes para todos. Entiendo que hay diversas formas de ser y de estar en el mundo. Mi propósito es apoyarte y acompañarte en el proceso del descubrimiento de tí mismo, de aceptarte tal cual eres y mostrar cómo usar tus habilidades, capacidades y dones en tu propio beneficio. La meta es que logres conocerte más a tí mismo para desarrollar mayor coherencia, armonía, prosperidad, amor y agradecimiento por la vida.

Participa y deja tu comentario:

1 comment
Beatriz Trujillo dice 04/02/2022

Excelente artículo!! Me encantó!! Mil gracias hermana linda!!
Un beso y un abrazo!!

Responder
Añade Tu Respuesta